¿Mimas tu identidad digital?

identidad-digital-entrada

Está tan en boca de todos esto de las redes sociales, los blogs, foros y demás que la tendencia es a lanzarnos como locos. No nos lo queremos perder, ahí que queremos estar. Amigo, pero ¿sabes qué estas creando tu identidad digital?.

Seguro que ya has escuchado la frase “si no estas no existes” sobre todo si buscas empleo o tienes un negocio o estas pensando en abrirlo.

También puede darse el caso de que simplemente escuchas de manera reiterativa a tus personas cercanas que intervienen de manera activa en los medios sociales.

Y claro, decides que por qué no darte de alta en una red social o intervenir en uno de esos foros. Estupendo, pero recuerda que debes reflexionar un poco para qué y dónde. Porque en el momento que des el primer paso ya estás creando una identidad digital.

Ok. Pero… ¿Qué es?

¡Ay! Perdóname, que todavía no te he explicado que es esto de la identidad digital. Ya mismo te lo cuento.

Identidad digital es  “el conjunto de la información sobre un individuo o una organización expuesta en Internet (datos personales, imágenes, registros, noticias, comentarios, etc) que conforma una descripción de dicha persona en el plano digital” Guía para usuarios: identidad digital y reputación online elaborada por el INTECO, 2012.

Resumiendo, que cada dato que tu vuelcas en Internet como datos personales, aficiones, fotos, ….queda registrado, creándose así tu identidad digital.

identidaddigital

Por lo tanto debemos ser tremendamente cuidadosos con la información que escribimos o damos, no sólo por lo que vaya a repercutir en nuestra reputación digital (ya hablaremos de ella en otro post aunque te adelanto que se crea a través de las opiniones que otros vierten sobre ti), sino porque esta información puede caer en manos de mala gente, digámoslo así, que pueden hacer de ella un uso indebido.

¡Ah!. Y… ¿Cómo se crea la identidad digital?

Se crea a través de la información que aportamos en Internet.

  • Perfil en redes sociales:  Facebook, Twitter, beBee, LinkedIn, Womenalia…
  • Portales de búsqueda de empleo: Infojobs, Infoempleo, Monster, Laboris…
  • Contenidos digitales: blogs, fotografías, vídeos (Youtube, Vimeo), presentaciones (Prezi, SlideShare)…
  • Comentarios que aportamos en foros, blogs o las distintas redes sociales.
  • Datos personales.
  • Contactos, tanto personales como profesionales.
  • Direcciones de correo electrónico.

Una vez que ya sabes todo esto entenderás la importancia de cuidar la identidad digital.

Todos los que estamos en Internet tenemos identidad digital y tienes que tener en cuenta que no se crea de manera definitoria sino que se va formando a medida que vamos interactuando.

Entonces… ¿Cómo cuidamos de ella?

Conciénciate. El rastro que dejamos en Internet es realmente valioso, no sólo para nosotros sino para el resto de personas o marcas.

Hablaba al principio del post de que estuvieras en la situación de búsqueda de empleo, ¿sabías que los reclutadores buscan cada vez más en Internet candidatos?. ¿Sabes qué es lo que pueden averiguar sobre ti?.

Así que vamos a mimar nuestra identidad digital.

  • Cuida la información que compartes. Una vez esté en la red, bye bye a tu control.
  • Crea perfiles en las redes sociales de forma responsable. Piensa qué tipo de datos vas a publicar y no olvides que lo que publiques está a la vista de tod@s. Como recomendación, separa el perfil personal del profesional.
  • Configura correctamente las opciones de privacidad en las redes. Así podrás controlar quién tiene acceso a tus publicaciones.
  • Participa adecuadamente en las redes, cuida la ortografía, utiliza un tono amable, se respetuoso.
  • No olvides las medidas de seguridad de navegación.
  • Utiliza siempre redes seguras para compartir información.
  • Ten tu dispositivo actualizado y no olvides ser precavido con él.
  • Haz egosurfing de forma periódica, es decir, saber qué tiene Internet de nosotros.

¡Ah! y si detectas un caso de malas prácticas con respecto a tu identidad digital tienes derecho a solicitar la retirada de la información publicada. Existe el derecho al olvido.

¿Y tu?… ¿Mimas tu identidad digital?.

Puedes dejar aquí tu comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviar el comentario estás aceptando la Política de privacidad